Especialistas en casos difíciles. Atendemos pacientes que no soportan el dolor, que han tenido malas experiencias e inclusive odian ir al dentista.

La Erosión Dental

Cepillarse los Dientes

La erosión dental afecta a personas de todas las edades. Ésta condición es el debilitamiento del esmalte dental debido a un proceso químico ácido por parte de la alimentación o mala salud digestiva.

Para lucir una sonrisa blanca y brillante es necesario cuidar el tipo de dieta y mantener una correcta alimentación, pues es fundamental para tu salud bucodental.

Cada vez que comes, se desencadena un proceso químico en el interior de la boca que puede llegar a ser perjudicial si no tienes unos buenos hábitos alimenticios e higiénicos.

Los alimentos muy ácidos llevan al desgaste del esmalte, la capa que recubre externamente los dientes. Este desgaste es la erosión dental.

La pérdida del esmalte dental se produce cuando la capa delgada externa del tejido duro que ayuda a mantener la estructura y forma del diente se debilita. Este debilitamiento provoca que la dentina, el tejido que conforma el muñón de cada diente, quede expuesto.

Causas de la Erosión Dental

La erosión dental es causada agentes extrínsecos e intrínsecos como por ejemplo ácidos presentes en alimentos o ácidos provenientes de la regurgitación o vómito.

Erosión Extrínseca

Ocurre cuando los ácidos relacionados con la alimentación, medicamentos o causas ambientales.

  • Alimentos. Los refrescos, las bebidas con gas y energéticas, los zumos de fruta de naranja, arándanos limón, maracuyá, pomelo, las aguas aromatizadas, el vinagre balsámico, el vino y la cerveza tienen un alto concentrado en pH.
  • Factores Ambientales. Diferentes ácidos suspendidos en el aire en determinadas industrias químicas. Trabajos ocupacionales; pintores, trabajadores de laboratorio que utilizan pipetas con ácidos y catadores profesionales de vino.
  • Medicamentos. Vitamina C efervescente, tabletas de vitamina C masticable y medicaciones con ácido clorhídrico en pacientes con aclorhidria

Erosión Intrínseca

Es causada por ácido gástrico capaces de alcanzar la cavidad oral, regurgitación o vómito.

Dentro de los factores biológicos que modifican el proceso de erosión dental, la saliva desempeña una función protectora del diente contra la erosión, neutralización y regulación de ácidos.

Prevención de la Erosión Dental

Es aconsejable evitar comer y beber alimentos y bebidas ácidas y cepillarse los dientes al menos dos veces al día usando pasta de dientes con flúor.

Masticar chicle sin azúcar, también ayuda a neutralizar los efectos de los ácidos, ya que estimula la secreción de saliva neutralizando así la acción de los ácidos.

Detectando la Erosión Dental

La evidencia temprana puede ser complicada. La erosión dental no implica dolor y la visita al odontólogo puede ser tardía. En una primera fase, aparece la descalcificación como manchas opacas blanquecinas , los dientes tomarán un color amarillento, descolorido o apagado y el esmalte se volverá más débil y se desprenderá, haciendo que la dentina empiece a notarse más y que tu sonrisa se vea más transparente.

Puedes detectar sensibilidad dentinaria, pues la dentina, que es más blanda que el esmalte, es más sensible al tacto, al aire, a la fuerza de la oclusión y a la exposición al ácido

En una segunda fase más avanzada, podrás sufrir la pérdida irreversible del esmalte dental. Además, los efectos se aceleran, la sensibilidad de tus dientes aparece como resultado de pequeñas mellas que se forman en la superficie de los dientes, las manchas en los dientes se vuelve más oscuras y las grietas o aristas se evidencia alrededor del borde de mordida de tu mandíbula.

Tratamiento de la Erosión Dental

Una vez detectada la causa que origina la erosión dental, el siguiente paso es la planificación del tratamiento.

Los tratamientos varían dependiendo del grado de erosión dental. Las distintas soluciones para restaurar el esmalte son empastes dentales diseñados para suavizar la superficie y reducir la sensibilidad dental o bien, carillas y coronas dentales que se colocan en la parte frontal del diente para cubrir el diente astillado, roto o erosionado. Posteriormente, debes seguir las instrucciones del dentista para el tratamiento y la conservación del esmalte.

Si sufres de reflujo gástrico, regurgitación o disturbios de alimentación, dale su debido tratamiento.

Para aliviar el dolor, se puede usar una crema dental desensibilizante con baja abrasión. Se puede considerar la aplicación de selladores o agentes adhesivos para reducir la progresión de la erosión. La aplicación de flúor ayuda a aumentar la resistencia de la disolución ácida en lugar de remineralizar los dientes.

 

Fuentes: