Especialistas en casos difíciles. Atendemos pacientes que no soportan el dolor, que han tenido malas experiencias e inclusive odian ir al dentista.

Cuidados de los Frenos Dentales

Cuidados de los Frenos Dentales

Al principio, los frenos dentales pueden resultar difíciles de cuidar y limpiar. Sin embargo a medida que pasa el tiempo quien los posee se va acostumbrando y el mantenimiento de éstos también resulta mucho más fácil.

Usar aparatos dentales puede ser una solución para numerosos problemas en la boca. Por medio del uso de frenos dentales es posible alinear las piezas dentales, corregir la mordedura y hasta regular desajustes en la mandíbula. Cambiará nuestra sonrisa, mejorando notablemente nuestra imagen.

El mantener una higiene oral con brackets dentales adecuada nos ayudará a optimizar el tratamiento de ortodoncia y evitar contratiempos que lo puedan complicar.

Una buena higiene bucodental facilitará el movimiento de los dientes para conseguir así una sonrisa perfecta.

Cuidados Físicos de los Frenos Dentales

Hay que evitar los elementos y alimentos duros que pueden despegar los aparatos o doblar los alambres, lo que provocaría que los dientes se movieran incorrectamente.

Evita los alimentos con mucha azúcar. Si los comes alguna vez, cepíllate los dientes inmediatamente. Si no te los puedes cepillar, enjuágate la boca con agua.

Los bocadillos, verduras crudas y frutas no deben comerse a mordiscos, sino cortándolos en trozos pequeños con las manos o cubiertos.

Los portadores de aparatos estéticos deben controlar especialmente el consumo de sustancias que pueden teñirlos, como café, té, bebidas de cola o tabaco.

Evita masticar muy rápido, tocar constantemente los alambres de los brackets o mordisquear objetos, pues podrías romperlos. Sigue estos tips y pronto tendrás una bella dentadura.

Cuidados Higiénicos de los Frenos Dentales

El cepillado dental es una de las labores más importante en el tratamiento de ortodoncia.

Una dentadura con brackets necesita ser higienizada luego de cada comida que se realice, prestando especial atención a la zona de los dientes que está junto a la encía, pues es donde más suciedad se retiene. Las bacterias y los restos de alimentos se acumulan en los aparatos de ortodoncia fácilmente, por eso es necesario eliminarlos completamente de allí, para evitar enfermedades bucales como las caries y la halitosis.

Aquí te enseñaremos cómo cepillar los dientes con brackets para que mantengas una higiene bucal correcta.

  1. Utiliza un cepillo de cerdas blandas y un cepillo interseccional.
  2. Lo importante es el tiempo del cepillado, no la cantidad de pasta. Con el tamaño de un guisante ya basta.
  3. Cepilla la parte que se encuentra entre los brackets y la encía y luego la parte de abajo del aparato, siempre suavemente y con movimientos circulares. Repite el proceso con piezas dentales inferiores.
  4. Cepilla los brackets con un movimiento suave que se dirija de arriba hacia abajo. Para esto sostén el cepillo de manera vertical. Hazlo aproximadamente 10 veces por cada uno de ellos.
  5. Coloca el cepillo de forma horizontal y cepilla los brackets suavemente.
  6. Cepilla la cara interna de todos los dientes y la parte superior de las muelas.
  7. Utiliza un cepillo interdental para limpiar correctamente los laterales de los aparatos de ortodoncia y los alambres.
  8. Mírate en el espejo para ver si lo estás haciendo bien. Comprueba que todos los espacios vayan quedando limpios, sobre todo entre diente y diente, muela y muela, y al lado de los brackets y bandas.
  9. Cepilla la lengua y el paladar también.
  10. Realiza varios enjuagues con agua tibia y dos cucharadas de bicarbonato de sodio, esto logrará eliminar las bacterias de la cavidad bucal y de los frenos.
  11. No olvides utilizar el hilo dental entre los dientes y pasarlo también por el alambre de los brackets.
  12. Al terminar utiliza enjuague bucal de menta para mantener la boca fresca y con buen aliento.

Si no puedes cepillarte luego de una comida, enjuágate muy bien con agua. Es buena idea tener un cepillo de viaje que se pliegue o que se pueda meter en un estuche.

 

Fuentes: