Especialistas en casos difíciles. Atendemos pacientes que no soportan el dolor, que han tenido malas experiencias e inclusive odian ir al dentista.

Creando Buenos Hábitos de Higiene Dental

Creando Buenos Hábitos de higiene Dental

En Denteire, queremos que tu sonrisa esté saludable, y por eso hemos preparado información sobre el hábito y cómo puedes llevar una higiene dental ininterrumpida.

Comprender como desarrollar un hábito, y entender como los que ya has adquirido funcionan, es esencial para tu salud, tu felicidad y tu vida en general.

Cuando las personas batallan para apegarse a un nuevo hábito, suelen expresar que necesitan más “motivación” o que desean tener la fuerza de voluntad como aparentan otras personas que practican rutinas adecuadas. Este pensamiento no es el adecuado para formar hábitos ideales, pues investigaciones de comportamiento afirman que la fuerza de voluntad es limitada y, valga la redundancia, pierde fuerza cuando deja de ser una novedad y la motivación funciona de igual manera.

“Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito.” Aristóteles

Con una pequeña iniciativa inicial puedes construir una rutina que no te costará esfuerzo en mantener, te pasamos algunos tipa para comenzar:

Infórmate Sobre los Beneficios de la Higiene Dental

Una buena manera de mantenerte en regla con tus rutinas saludables es informarte el por qué las realizas. Muchos sabemos los puntos básicos: cepillado de dientes, hilo dental, raspado de lengua y enjuague bucal. Mucha gente normalmente mantiene el cepillado de dientes por razones estéticas y deja de lado lo demás. Si eres consciente de las razones de cada paso, será más fácil ejecutarlos. Aquí en el blog te tenemos información de cada aspecto.

Procesa y Visualiza tu Plan

Todos queremos una sonrisa blanca y brillante, aliento fresco y no tener que atendernos caries u otros problemas dentales, aquí es donde se puede caer en el error de sólo mentalizar la meta, porque si decimos “quiero una sonrisa limpia” cae en lo esporádico y momentáneo. Un estudio de la UCLA afirma que visualizar la serie de actos que conllevan a una meta te mantendrá consistente en tu camino a un hábito bien cimentado. Una buena visualización es establecer una acción presente, “mantengo una rutina de higiene oral eficiente y completa”.

Comprométete un Ciclo a la Vez

Según cada persona, toma entre tres a cuatro semanas en promedio para crear un hábito firme, pero antes de comprometerte a este lapso, puedes hacerlo primero a una semana, luego dos semanas a la vez. Usa un calendario para este ejercicio, pues, como mencionamos anteriormente, la motivación es temporal, este consejo puede reafirmar este estado mental. Por ejemplo; si no estás usando hilo dental en tu rutina, comprométete una semana a usarlo tras lavarte los dientes una semana, al terminar evalúa tu comportamiento, y prosigue con dos semanas.

Recordatorios

Extendiendo un poco el punto anterior, alrededor de las dos semanas tras adoptar tus huevos hábitos, tu motivación comienza a perder novedad. Hazte valer de recordatorios externos, como notas o alertas en tu celular, y para reforzar el hábito, cambia el mensaje y el sonido cada cierto tiempo. Por ejemplo; puedes encarar dos problemas a la vez, dormir a una hora óptima y realizar tu higiene dental previa.

Crear una Cadena de Hábitos

Creando una serie de hábitos enlazados es una manera fácil de establecer los cimientos de una rutina diaria completa. Tras tener información sobre la salud bucal, la idea de almacenar bacteria y azúcares tras comer puede desencadenar la necesidad de realizar actos de higiene. También puedes crear una cadena de hábitos antes de salir de casa a trabajar en las mañanas, la rutina de higiene bucal puede ser la última actividad antes de salir, resultando doblemente conveniente pues realizamos esto ante un espejo.

Tras un Deliz, Vuelve a la Rutina Inmediatamente

La mejor manera de no perder tus hábitos es restablecer el acto de manera inmediata. Aquí puede aplicar el uso de cepillos portátiles, los cuales pueden ser adquiridos en cualquier supermercado.

Constancia

Los hábitos de higiene dental son importantes para mantener tu salud bucal y como en la medicina en general, la prevención es la clave para llevar una vida plena.

Cada uno de nosotros tiene el poder de mejorar nuestra calidad de vida, un hábito a la vez.

 

Fuentes: